N O V A L E S

Capital municipal y sede de la mayoría de los equipamientos de gestión municipal, además de encontrar entidades bancarias o pequeños comercios de alimentación.

Se caracteriza por el cultivo de limones (emblema por el que es conocido), gracias al particular microclima del que goza. Del mismo modo, se encuentran gran abundancia de laureles, utilizados para cierre de sus huertas. Este tipo de cultivo que abundaba en la zona en el siglo XIX viene de muy antiguo, y cuentan que se cargaban en los barcos, pues en las grandes travesías marinas, los tripulantes, debido a la carencia de frutos frescos enfermaban de escorbuto, así con una correcta manipulación de estos limones para el transporte, podían sobrevivir a las grandes travesías sin perder sus propiedades terapéuticas.

En el siglo XIX la minería fue la fuente principal de ingresos del pueblo. De esta actividad hay importantes vestigios en laderas y valles, destacando entre ellos el castillete de la mina San José, en Novales, los túneles de tren minero o pozo Peñamontero: así como en los testimonios de los vecinos, quienes a lo largo de los tiempos han sacado el mineral de las entrañas de esta tierra, haciendo de la mina su modo de vida.   Cruzan la localidad tres arroyos que se juntan y desembocan en el mar por Toñanes.  

En el año 2005 fue premiada con el galardón, “pueblo de Cantabria”.
Patrimonio religioso:

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción: Se trata de una iglesia columnaria renacentista, data de mediados del s.XVI y fue erigida por decisión del Concejo de Novales sobre la primitiva iglesia de Santa María. El conjunto de retablos, patrimonio de gran valor, con extraordinarias esculturas de apóstoles confieren al templo una gran riqueza arquitectónica.

Ermita de San Millán: Pequeña construcción ubicada a las afueras del pueblo, bajo el monte de Cildad, en la que se deposita el Cristo crucificado tras la procesión de Semana Santa. Posee un arco triunfal de medio punto y conserva un retablo con imágenes de estilo popular.

Patrimonio civil:

Asilo San José: Se trata de una construcción de estilo historicista y en su fachada presenta una puerta con arco apuntado y, sobre ella, en el piso superior, una hornacina. Como consta en la inscripción de la fachada, Don José Gutiérrez, su esposa, Doña Elvira Gutiérrez de la Pascua y Don Ramón Sánchez Gómez fundaron y dotaron este asilo por los años 1902-1938. Fue construido para ayudar a las personas sin recursos del municipio.

Monumento al minero: Se compone por una vagoneta de más de cien años de antigüedad y un martillo de minero junto a una roca roja, como la tierra de Novales, como veta de mineral de hierro, se erige como reconocimiento de los mineros. La minería en Novales y Alfoz de Lloredo en general ha sido uno de los pilares económicos de la zona hasta finales del siglo XX. La actividad minera siempre ha tenido una fuerte tradición en esta comarca. Alfoz cuenta con dos minas de las que se extraía blenda, marcasita y galena.

Casa de los Cossio: Isidro Gutiérrez de Cossío recibe en 1750 el título del I Conde de San Isidro de manos de Fernando VI. Emigró a México y más tarde a Perú, sirviendo a la Armada. Tras su importante labor como comerciante, fue nombrado Prior del Consulado de Lima en 1723, y también obtuvo el título de albacea de Don Juan Antonio de Tagle Bracho, benefactor de la iglesia de San Martín de Cigüenza. Él tampoco se olvidó de su pueblo natal, ya que por esas fechas envió dinero para fundar la Escuela de Novales y costeó gran parte del enlosado de la iglesia de la Asunción, realizado en 1730.

Palacio de la Isla: Casona palaciega de la familia Vélez Isla que data del siglo XVI y cuenta con elementos fechados a principios del siglo XVII, como la capilla realizada por el maestro Felipe de Orna y Rubalcaba en 1638. La construcción está compuesta por una serie de edificios adosados con volúmenes y métodos constructivos muy diversos. Destaca la torre de planta rectangular realizada en sillería de piedra caliza de la zona. Los vanos enmarcados en grandes piezas sin decorar, excepto el balcón principal, con dos grandes escudos nobiliarios. En la parte superior de la torre gárgolas que imitan cañones. Destaca también la cantería de la fachada, así como el arco gótico carpanel en una de las ventanas.

Casa de Don Eugenio Ceballos: En esta casa nació D. José de la Guerra Noriega, fundador de la ciudad de Santa Bárbara, California. Nacido en 1779 y con un gran carácter reconocido de lucha para todo lo que se proponía. Llegó a México con 13 años buscando fortuna. Murió en 1858 con un gran reconocimiento de su pueblo por cuanto hizo por ellos.

Castillete de la mina de San José: La actividad minera se ha desarrollado en Novales hasta hace dos décadas. Entre las minas destacan los complejos de mina San José, mina Emilia y la comunicación con las minas de la Gándara en Udías. De ellas quedan importantes restos como este castillete.

Monumento a los zapateros: El gremio de los zapateros fue una actividad económica tradicional, en el siglo XVII muchos tenían este oficio y en el XVIII cada casa disponía de un taller donde se hacían botines de cuero a mano. El primer zapatero registrado data de 1414 y tras los talleres familiares surgió una “fábrica de curtidos”. El monumento lo conforma un gran batán donde se curtía el cuero para posteriormente bañarlo en corteza usada, obteniendo así la flexibilidad deseada.

Parque de los pelambres: Parque situado junto al arroyo “Ojosalas”. El término “Pelambre” hace referencia a los pozos de piedra cercanos al cauce del arroyo donde se pelaba con sal el bello de los cueros crudos. Junto a este parque se encuentra el “Paseo de los Limoneros Ilustres”, un pequeño jardín con varios limoneros, apadrinados por diferentes personalidades de todos los ámbitos que de una manera u otra han promocionado al pueblo y al municipio. El parque tiene bancos, mesas y barbacoas además de una  pista polideportiva con una pequeña gradería recubierta.

Patrimonio natural:

Nacelagua: Dado el origen de la roca calcárea presente en el municipio y la abundante presencia de agua pluvial de la zona, se originan abundantes relieves calcáreas y estructuras geomorfológicas de gran interés y belleza como son las surgencias, siendo esta una de ellas.

La Acebosa: En este entorno se sitúa el núcleo histórico de Novales, donde se originó el pueblo. En él se encuentra un antiguo lavadero del siglo XVI-XVII, que en una rehabilitación reciente pasó  de ser un lavadero de pie a estar a nivel del suelo. También encontramos la fuente de la Acebosa, realizada en piedra de sillería, y un pequeño puente medieval. El núcleo muy bien conservado, surge en torno al arroyo Ojosalas, cuyo caudal también se recuperó, y hoy es una de las zonas más bonitas de la localidad. Si seguimos desde aquí este cauce, en lo que se conoce como la “ruta de los patos”, podemos ver también la Cruz de los Caídos y el monumento a los zapateros o curtidores, para llegar al Parque de los Pelambres.


Habitantes:
449
Barrios:
Casuso, El Pomar, Horadio, Acebosa, El Hondal, Miguel Rumoroso, Los Torcos, La Vega, Castañarón, Cayuso, La Abadía, San Roque, José Gutiérrez, el Castruco, Ronaz, el Castro y Viescas.
 
Código Postal:
39526
 
Fiestas:

Semana Santa (Depende de la fecha)

15 de mayo, San Isidro Labrador

15 de agosto, La Asunción

30 de agosto, Los Santos Mártires

...